Ciudad de Panamá, del 20 al 28 de abril de 2017

ABEL DE JESÚS GÓMEZ LOO ATLETA BOLICHE UNIFICADO

ABEL DE JESÚS GÓMEZ LOO ATLETA BOLICHE UNIFICADO

Abel tiene 23 años de edad, es un joven alegre y con una hermosa sonrisa que llega al corazón de todo aquel que lo conoce.  Nació con Síndrome de Down, se define como un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales.

Pero esta copia extra de cromosoma, no ha sido obstáculo para Abel de alcanzar sus objetivos y disfrutar en el recorrido hacia los mismos.

A raíz de formar parte de Olimpiadas Especiales, Abel se hace todo él solo.  El joven lava y tiende su propia ropa. Nos contó que le gusta mucho cocinar y señala que no necesita estar cuidándolo todo el tiempo.

Conversamos con su padre, el Sr. José Abel Gómez Morales, quién nos relató sobre la experiencia que vivió al momento que supo que su  “primogénito” había nacido con discapacidad y de cómo Olimpiadas Especiales ha ayudado a desenvolverse de forma positiva en la vida de Abel.

Nos contó que como todo joven, Abel le atrae el mundo de la informática y el internet. Cuenta con su propia laptop, tanto que la maneja él solo.  Con una gran sonrisa en su rostro,  su Padre añadió:  “Abel, me ha arreglado hasta mi laptop, cuando se me ha tildeado”.

SU HISTORIA

¿Cuál fue su impresión cuando nació Abel y le informaron que era un niño que venía con discapacidad?

Con una mirada lejana el Sr. Abel rememoró ese momento en su vida, la cual a partir de ese acontecimiento, como fue el nacimiento de su primer hijo, su vida ya no sería igual.

“Imagínese, yo estaba feliz, con mucha ilusión; era mi primogénito y varón”  nos relató su padre quién añadió que los médicos no sabían cómo decirle que Abel, no sería un “niño normal”.

Luego de ver la mirada de los médicos y darse cuenta que algo no había salido bien, se acercaron donde él y le informaron que Abel era un niño con Síndrome de Down.

En ese momento, pensó que “aquí el único que me puede ayudar con mi hijo es Dios” y así fue un hombre con mucha  Fe, la cual reitera ha sido fundamental para que Abel haya alcanzado las metas que se ha propuesto.

Tuvo la bendición de que Abel fuese atendido por la Dra. Gladys Cozio, pediatra de profesión, quién organizó a los padres con niños que nacieron con discapacidad, con el objetivo de que los mismos tuvieran una mejor orientación para el cuidado de sus hijos.

Adicional, la Dra. Cozio  les habló de un producto que sólo venden en Estados Unidos (Nutribén) y que su uso es exclusivo para niños con discapacidad intelectual.

“Por supuesto, que acepté en adquirirlo y dárselo a mi hijo”. Y así ocurrió ya que estuvo tomándolo hasta los 6 años.  Considera que este medicamento, lo ha ayudado a desarrollarse y desenvolverse hoy en día.

ESTUDIOS DE ABEL

Abel, es un joven que terminó sus estudios secundarios y se graduó en la promoción del 2012 como Bachiller en Comercio en el Instituto Comercial Bolívar.

Su Pre-kinder y Kinder los realizó en la Escuela República de Puerto Rico; su  primaria fue en la Escuela República de Venezuela.

La secundaria, estudió en Primer Ciclo Panamá (del séptimo al noveno grado).

¿Cómo fue la convivencia de Abel con los otros chicos?

Relata que nunca recibió ninguna queja de que algún muchacho le hiciera daño o se burlará de él al contrario, relató que conversaban y jugaban mucho con él. La convivencia fue normal en todo momento de su vida escolar.

“En todos las escuelas, que estuvo lo  recibieron bien; lo cual lo  agradezco muchísimo” agregó.

PARTE DE OLIMPIADAS ESPECIALES

¿Cómo llego Abel a ser parte de Olimpiadas Especiales?

Cuando él estaba en Primer Ciclo Panamá, había un profesor que también laboraba en el  IPHE, que le dijo un día: ¿Por qué no metes Abel en Olimpiadas Especiales?

“Yo no sabía nada de Olimpiadas Especiales” nos contó el Sr Abel, quién agrego que “averigüé de una vez de que se trataba y lo aceptaron casi de inmediato”.

Con una expresión de orgullo nos dijo que se siente muy satisfecho y complacido, ya que Olimpiadas Especiales, es una organización que si ayuda de verdad  a los muchachos  con algún grado de discapacidad. “No sólo al mío, a todos por igual” resaltó.

¿Ha visto cambios antes y después de Olimpiadas Especiales en Abel?

Si he visto cambios ya que antes de ser parte de Olimpiadas Especiales, Abel tenía sus limitaciones;  pero en él tiene el deseo constante de mejorar en sus cosas.

Añade que desde que entró a ser parte de Olimpiadas Especiales, yo vi su reacción; fue todo positivo y de él siempre le dicen sus entrenadores, que es un joven que avanza día a día.

Explicó su Padre, que Abel inició practicando en la cancha de Balboa, pero le decía que le molestaba mucho el Sol. Luego comenzó a practicar Boliche y le encantó. “Creo que fue el aire acondicionado, pero realmente lo disfruta” añadió con un orgullo hacia su primogénito.

Relató que tanto disfruta Abel  ir a practicar todas las semanas,  que desde un día antes (practican los domingos) prepara su maleta y su ropa, que usará en su práctica.

EXPERIENCIA

El Sr. Abel, nos cuenta que cuando inició su participación en competencias internacionales, tenía su temor de dar el permiso para que asistiera Abel.

“Me preocupaba por las limitaciones que tiene, pero si Dios lo ha encomendado y le ha dado la oportunidad de asistir, porque tengo que preocuparme tanto de eso”  luego de encomendarlo en manos del Todopoderoso, dio los permisos correspondientes y hoy día ve que Abel, disfruta enormemente asistir.

Dijo que se siente realmente satisfecho, con la actuación de Abel en Olimpiadas Especiales y también con lo que Olimpiadas, ha logrado con los muchachos que están ahí.

¿Qué mensaje les daría a todos aquellos Padres que al momento que sus hijos nacen les dicen que vienen con alguna discapacidad?

Es una situación realmente especial y en ocasiones, puede ser  frustrante, por eso reitera tener mucha fe y confianza primero en Dios y también en aquel joven que nace con la discapacidad, sabemos que no será un Einstein, pero lo importante es que se valga por sí solo.

Concluyó diciendo “Definitivamente, Olimpiadas Especiales ha sido vital en su desarrollo hoy día, la experiencia de ser parte de este grupo ha traído cambios  positivos en su calidad de vida”.

Hoy Abel, tiene la grata oportunidad de ser parte de la delegación que nos representara en los III Juegos Latinoamericanos y desde ya iniciaran los preparativos técnicos para cada uno de los participantes.